miércoles, 17 de febrero de 2010

UN NUEVO "SÍ" A LA VIDA

A día de hoy existe la evidencia científica de que desde el momento de la fecundación aparece una nueva vida humana.


El número de abortos practicados en España (y en Albacete en concreto) crece cada día y supera ya el millón, y sin embargo sigue sin ofrecerse ninguna información ni ayudas sociales a las mujeres embarazadas en situaciones difíciles, mientras que sí existe financiación para que vayan a abortar.


Ahora se pretende aprobar una ley que deja completamente desprotegido al nuevo ser y abandona a la mujer ante sus problemas, empujándola al aborto. Concretamente permite que las menores puedan ir a abortar sin el consentimiento paterno.


Asimismo la nueva ley pretende imponer un determinado tipo de educación sexual en los colegios, vulnerando así nuestro derecho a educar a los hijos según las propias normas morales y alejándolos del mensaje de Dios, que es el amor.


Nuestra respuesta debe ser contundente: no podemos consentir que manipulen a los jóvenes a su antojo, olvidando convicciones morales y religiosas. Tenemos que hacer todo cuanto esté a nuestro alcance; de otra forma, cada día se perderán nuevas vidas y por tanto vocaciones, que tan escasas son en nuestros días.


Sin embargo, se hace oídos sordos al clamor social, y se pretende seguir adelante con una ley a la que todos nos oponemos por querer convertir a los jóvenes en marionetas de una sociedad que aboca al aborto.


De esta forma, la Delegación de Pastoral Vocacional co-convoca, junto a más de una decena de asociaciones, una concentración que va a tener lugar el próximo domingo 7 de marzo a las 13:00 en la Plaza del Altozano bajo el lema “Albacete, vida sí”. Paralelamente, en toda España y ciudades de Europa y América se van a realizar también concentraciones y manifestaciones para que el Congreso de los Diputados no apruebe la “Ley de Educación Sexual y Reproductiva e interrupción voluntaria del embarazo” después de que el Senado previsiblemente la rechace y vuelva al Congreso.


Os animamos a todos a estar allí, así como a llevar a cuantas personas conozcáis y estén interesadas: cuantos más seamos, más se nos oirá. Cantaremos canciones, soltaremos globos para simbolizar a los niños muertos y a los que se ha conseguido salvar, y leeremos un manifiesto pidiendo el cese de inmediato en la aprobación de esta ley que condena a miles de niños. No podemos dejar que nos ignoren, tenemos que ser la voz de los que no pueden hablar por sí mismos. Ahora tenemos que gritar todos juntos: “Albacete, vida sí”, “España, vida sí”.