viernes, 18 de junio de 2010

DURANTE LAS VACACIONES...

Durante estos días el personal deja las actividades cotidianas para empezar otras actividades: las actividades estivales. Dejamos el curso terminado y nos disponemos a "descansar", a estar con la familia, con los amigos que no vemos desde hace tiempo. Sacamos las chanclas, el bañador y la toalla y buscamos la llave del apartamento en el Mar menor o las de la casita del pueblo de los abuelos. Buscamos como locos la mochila de los campamentos y limpiamos las botas que nos dio pereza limpiar cuando llegamos de la última marcha por la montaña. Todo son caras sonrientes: el final de curso ha sido duro, pero se ha sobrevivido.
Sin embargo, no nos tomamos vacaciones de ser cristianos. Con la compañía del Señor hacemos de nuestras vacaciones unas vacaciones cristianas. Os invitamos a tener presente a Jesús durante estas vacaciones.