martes, 10 de mayo de 2011

San Juan de Ávila


Hoy celebramos la festividad del patrón del clero secular español (de nuestros "curas"), san Juan de Ávila. En sus muchos escritos se destila la doctrina y los consejos de este buen conocedor de Dios y del sacerdocio, que pronto será declarado Doctor de la Iglesia.
Es un día propicio para acordarnos de tantos y tantos sacerdotes que conocemos y que en nuestra vida nos hacen cada día uno de los mayores regalos: hacer presente en el altar al único Sumo Sacerdote, Jesucristo. Es un día para dar gracias por ellos, por los que nos han marcado de un modo especial, por los que han estado presentes en momentos importantes de nuestras vidas.
Y es un buen momento para rezar por ellos. La responsabilidad que tienen es grande. El "poder" que Dios les da, enorme. Como dijo el mismo santo, Dios se hace siervo de ellos, de modo que cuando cada día lo citan en la Eucaristía, Él se hace presente en las especies eucarísticas. ¡Tienen el poder de traer a Dios a la tierra!
Y, cómo no, es un buen día para pedir por todos aquéllos que se sienten llamados a imitar a san Juan de Ávila y a tantos y tantos sacerdotes que han dado su vida en servicio a los demás, y los seminaristas queremos pediros que os acordéis de nosotros, pidiendo la intercesión del que es también el titular de nuestro seminario albaceteño.

En este enlace tenemos una breve biografía del santo que nos puede ayudar a conocerlo un poquito más, a descubrir por qué fue declarado patrón del clero español...