jueves, 29 de octubre de 2009

SÍ A LA VIDA




La manifestación en favor de la Vida ha pasado. Las calles de Madrid volvieron al ajetreo normal de todos los días: claxón, frenazos, alguna multa que otra... Pero no nos olvidamos del impacto que ha tenido. Fue un gran río de AGUA VIVA. Desde esta ventana añadimos un granito de arena para que no se olvide la primera de las vocaciones: Dios nos llama a la Vida para encargarnos una misión. Si acabamos con esa vida, ¿qué pasará con esa misión?

María, Madre nuestra,tú que recibiste a Jesucristo,Luz y Vida para el mundo,guía por el camino de la vidaa la madres que han concebido un hijo;enséñanos a querer a los ancianos,y a cuidar con amor a los enfermos.Madre de la Vida y del Amor Hermoso,ruega por nosotros.