miércoles, 3 de marzo de 2010

DECÁLOGO PARA EL ANIMADOR VOCACIONAL (II)

Invita expresamente a niños, adolescente y jóvenes a que se planteen
la vocación sacerdotal.
Es una invitación provocadora y fascinante.